MOFI SE ENFRENTA A DEMANDA POR MASTERIZAR DIGITALMENTE VINILOS “TOTALMENTE ANÁLOGICOS”

Mobile Fidelity Sound Lab (MoFi), un sello discográfico que se especializa en reediciones de vinilo de alta calidad, es objeto de una demanda colectiva propuesta que busca daños y restitución luego de la revelación de que la compañía ha estado utilizando la masterización digital para hacer sus reediciones "todo- análogo” durante más de una década, informa Billboard. Durante años, los discos MoFi, etiquetados como "Grabación maestra original" o "Ultradisc One-Step", han sido la envidia de los audiófilos, ya que supuestamente se obtuvieron exclusivamente de las cintas maestras originales.


Pero a principios de este mes, The Washington Post informó que MoFi había estado usando en secreto la tecnología Direct Stream Digital en su cadena de producción desde 2011. A fines de ese año, el 60% de los lanzamientos de vinilo de la compañía incorporaron tecnología digital.


Ahora, Adam Stiles, un cliente de MoFi de Charlotte, Carolina del Norte, acusa a la compañía de irregularidades legales por cobrar precios elevados bajo el pretexto de que su vinilo proviene completamente de grabaciones analógicas.


“MoFi nunca reveló este hecho, ni cambió sus representaciones para reflejar el hecho de que sus registros usaban DSD”, se lee en una denuncia presentada la semana pasada en la corte federal de Chicago. “En cambio, MoFi ocultó intencionalmente este hecho a los consumidores”.


Obtener reediciones de vinilo exclusivamente de las cintas maestras originales también envejecería las cintas, lo que daría como resultado un número finito de discos que se podrían producir. La demanda argumenta además que la incorporación de tecnología digital en el proceso hace que los registros de MoFi sean menos raros y, por lo tanto, menos valiosos.


“Las cintas de grabación originales envejecen, por lo que solo se puede producir un número limitado de grabaciones analógicas”, continúa la denuncia. “Cuando el demandado comenzó a usar un proceso de masterización digital en sus discos en lugar de un proceso puramente analógico, inherentemente produjo discos menos valiosos, porque los discos ya no eran de cantidad limitada y no estaban tan cerca de la grabación de estudio, pero aun así cobró el precio más alto.”


El abogado de Mobile Fidelity, Joseph J. Madonia, dijo en un comunicado que la compañía “no puede comentar sobre litigios pendientes en este momento”.


El escándalo de MoFi se hizo público en julio después de que Mike Esposito, dueño de la tienda de discos 'In' Groove en Phoenix, publicara un video de YouTube el 14 de julio en el que afirmaba que "fuentes bastante confiables" le dijeron que la compañía había estado usando archivos digitales desde 2011 entonces.Posteriormente, el vicepresidente ejecutivo de MoFi, John Wood, invitó a Esposito a recorrer las instalaciones de la empresa en California. Durante ese recorrido, los ingenieros de MoFi le confirmaron a Esposito ante la cámara que sus afirmaciones sobre la tecnología digital eran correctas. Esposito publicó esta confirmación en un video del 20 de julio.


“Pedimos disculpas por usar un lenguaje vago, permitir que se propaguen narrativas falsas y por dar por sentada la buena voluntad y la confianza que nuestros clientes depositan en la marca Mobile Fidelity Sound Lab”, dijo el presidente de MoFi, Jim Davis, en un comunicado luego de la revelación condenatoria. “En el futuro, estamos adoptando una política de 100 % de transparencia con respecto a la procedencia de nuestros productos de audio”.


Los abogados, sin embargo, dicen que esta disculpa no protegerá a MoFi de la responsabilidad y escriben: “Aunque MoFi se movió rápidamente para rectificar su publicidad engañosa y revelar el uso de remasterización digital en los registros, las correcciones de MoFi demostraron la amplitud de las representaciones y omisiones de MoFi”.



7 visualizaciones0 comentarios